La literatura ecuatoriana

¿ES ABURRIDA LA LITERATURA ECUATORIANA? En defensa de nuestra literatura

Post subjetivísimo de opinión.

No, la literatura ecuatoriana no es aburrida.

Estoy cansado de escuchar eso en todos lados. Estudiantes e incluso profesores me lo han dicho: “Nuestra literatura es un coma. Cuando leo esto, me duermo. Cuando me acerco a este autor, me aburro”.

No, la literatura ecuatoriana no es aburrida. Es posible que se enseñe mal. Culpa del mismo sistema educativo. Culpa de las políticas de gobierno que no han sabido abordar el tema de la lectura desde el principio. Culpa del mismo mercado. Culpa del ecuatoriano.

En este pequeño post me enfocaré en posibles causas que hacen que el ecuatoriano piense que nuestra literatura es aburrida, cuando no lo es.

Advertencia: Hablaré más desde mi postura personal, dado que, no tengo a la mano estudios que me puedan demostrar sobre la base de datos estadísticos y mil por ciento objetivos que esto sea así. Por tanto, el post puede escucharse un poco subjetivo.

La literatura ecuatoriana no es aburrida, se comienza mal por ella.

El primer libro ecuatoriano que leí en mi vida fue Cumandá. Novela de Juan León Mera, novela de la cual poco o nada recuerdo y que debo releerme para mis clases de literatura. Sí, debo hacerlo. Es un libro pequeño, pero. Desearía no acercarme a él porque me causó repulsión cuando lo leí a los trece años. Edad en que era un púber que tenía las hormonas a tope. Edad en que creo que saqué mala nota dando el resumen del libro, y edad en la que me obligaron a leerlo y soy de las personas a las que no le gusta que le obliguen a hacer las cosas.

¿Por qué lo cuento de esa manera?

Al ser ese mi primer libro de literatura ecuatoriana, asumí el todo por la parte. Asumí que toda la literatura ecuatoriana era como ese libro de Juan León Mera. -Libro que para colmo se sabe que es un mal plagio de Atala de René de Chateaubriand-.

Ahora que me embarqué en el proyecto de divulgar la literatura ecuatoriana por redes sociales, he descubierto asombrado que no es así. Que hay buena literatura ecuatoriana.

¿Se debe de comenzar por los clásicos de la literatura ecuatoriana?

A mi modo de ver. No debería iniciarse a la literatura ecuatoriana por libros como estos que sirven más para el análisis sociológico e histórico que como libros de análisis literarios. Tampoco estoy diciendo que se deba de comenzar por libros de fantasía como Harry Potter o Sagas Juveniles.

Existen otros libros de literatura ecuatoriana por dónde se puede comenzar a apreciar la literatura ecuatoriana: Viviana Cordero, por ejemplo, tiene un estupendísimo libro: El teatro de los monstruos, -libro que por cierto me salvó de creer que toda la literatura ecuatoriana es como Cumandá-, o si se quiere ser más riguroso, tal vez el libro de cuentos: Los que se van, O de Eliécer Cárdenas: Polvo y ceniza.

Lee las características del realismo social: https://christoherrerainapanta.com/realismo-social-generacion-30-autores-caracteristicas/

Otros amigos míos me han contado que les pasó lo mismo por iniciarse en libros como: La emancipada -en lo personal me encanta la novela, pero la leí cuando ya era lector profesional-. Otros me comentaron lo mismo, incluso con Huasipungo. Razón que es comprensible porque si uno no conoce que el sistema de explotación hacia el indígena era similar al de cómo se muestra en la obra, uno no empatiza o no comprende por qué pasa tantos sufrimientos Andrés Chiliquinga.

Este es un tema debatible. Muchos profesores dirán que sí se debe comenzar por los clásicos, otros dirán que no, y los que se laven las manos dirán: Así me lo dice el puto currículum. Está bien, el puto currículum, pero deben de haber otras vías.

No se enseña a leer literatura.

Muchos jóvenes ya sobrepasan lo nacional y colocan el sello distintivo de “aburrido”, a cualquier literatura que les propongan sus profesores. Uno de los posibles antecedentes de esto es que, en realidad no se está enseñando a leer literatura. No se está permitiendo el acceso del joven ecuatoriano a la literatura como tal. No me meteré a hablar sobre el currículo, que es otra muralla.

Pero, ¿cómo se enseña a leer adecuadamente?

Si a un mecánico le pedimos que nos enseñe cómo funciona un automóvil. Por un lado, nos tratará de enseñar cómo funciona cada una de las partes del automóvil, luego nos explicará lo que hace funcional al auto; sin olvidar el decirnos cómo conducir adecuadamente para no estropear el coche. Es decir, conoce más sobre autos el mecánico que el chofer, y aun así, el chofer también debe saber cómo funciona el auto que conduce para no estropearlo.

La lectura, como toda tecnología humana debe sufrir el mismo proceso. En sencillas palabras. Un estudiante no comprenderá un texto literario, si primero no sabe cómo está estructurado, cuáles son las partes que lo hacen funcionar. Y no hablo solamente de enseñarles la poética aristotélica, sino, mucho del sistema estructuralista que hace que funcione un relato. Es necesario enseñarles el proceso de creación literaria, no como mero ejercicio lúdico, sino para que vean la estructura del relato en cualquier cuento o historia que ellos lean.

Desde la postura ecuatoriana, y lo digo por experiencia, muchos docentes le lanzan el libro al pobre estudiante para que lea algo que no entiende por qué debe leer, ni menos, sabe cómo hacerlo. Es como si a un joven se le diera las llaves del carro, pero no se le enseña cómo usarlo. El joven podrá medio manejar el carro, pero, o lo va a estropear, o terminará matando a alguien.

La literatura ecuatoriana es aburrida porque es muy costumbrista.

Está bien. No puedo discutir contra esto. Lo que sí puedo decir es que esto no lo ha hace aburrida, al contrario, nos permitiría conocer a mayor profundidad la idiosincrasia de nuestro hermoso país amazónico.

Al menos la primera literatura ecuatoriana está ligada a la historia del Ecuador. Creo que hasta más o menos el realismo social, toda la literatura del Ecuador es una literatura que se goza más si se conoce la historia del país. Aunque ahí viene el meollo del asunto. ¿Enseño literatura ecuatoriana, o enseño historia del Ecuador?

Sé que muchos teóricos me van a matar por esto, pero, hay un tipo de literatura que no se puede comprender muy bien, si no es a través de los procesos históricos que se vivieron. Es por eso que yo siempre anclo la literatura con el estudio de nuestro país. El Ecuador es un país muy joven y su cultura -como nación ecuatoriana- aún está en pañales. Eso sin contar que ni siquiera tenemos verdadera industria.

La primera literatura, al ser una literatura rural, porque el país era poco menos que un pueblo hasta mediados del siglo anterior, no se podría comprender totalmente fuera del contexto histórico. Por tanto, el maestro que le arroja el libro de la literatura ecuatoriana al estudiante, deberá bancarse el trasfondo histórico que hay detrás para que, al menos, el educando tome consciencia de que lo que está leyendo le permitirá conocer mejor a su entorno.

No es aburrida. No tiene el marketing adecuado de ella.

En un reportaje de diario el telégrafo en que se le preguntó a Javier Vásconez sobre el cómo se ve a la literatura ecuatoriana desde el exterior, él respondió así:

“¿Cómo es posible que no exista una editorial ecuatoriana, cuyos libros circulen en todo el país? Si no lanzamos y distribuimos bien a nuestros autores aquí, ¿qué editor extranjero se va a interesar por ellos?”

Lee el reportaje completo en el siguiente link: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/cultura/10/como-ven-la-literatura-ecuatoriana-afuera

Clara Medina Rodríguez (2017) en su trabajo de maestría: La narrativa ecuatoriana actual en los medios impresos: El Comercio y El Telégrafo (2010-2015) establece una falta de compromiso de los medios editoriales –al menos de los de su caso de estudio–, sobre la promoción de la lectura y la cultura ecuatoriana.

Si bien se le da cierto espacio a la promoción de escritores, por lo general se enfocan en aquellos que, o han ganado un premio, o son ya escritores de renombre.

La literatura ecuatoriana no es aburrida. Un libro vende por su portada y diseño.

Con base en el punto anterior referido al márquetin. Las portadas que se les regala a nuestros clásicos ecuatorianos poco y son hechos en Paint. Se perdonará en este caso a las ediciones del siglo pasado, pero. Antares, Clásicos Ariel, por favor, ya podrías ir cambiando el formato de tus libros si quieres que te compren un poco más de literatura ecuatoriana.

No diré más al respecto. Quien haya visto sus portadas lo comprenderá.

La literatura ecuatoriana no es aburrida. Hacen falta verdaderas políticas públicas de promoción de nuestra literatura

Por último, dejaré la fotografía de una queja pública de la editorial El Conejo, sobre la difusión de las obras literarias en nuestro país:

literatura ecuatoriana
Publicación de Editorial el Conejo de 1984

En conclusión:

Existe una clara falta de entendimiento de la realidad de nuestra literatura. El esfuerzo por dar a conocer a nuestros autores debe partir desde sectores diferentes : El editorial, el marquetero, el público y por supuesto del educativo. Un verdadero acercamiento a nuestra literatura, no sólo que nos permitirá conocer de mejor manera nuestra idiosincracia y reforzar nuestra identidad; sino que afincará nuestra cultura ecuatoriana y podrá crear mejores y más lectores.

Resumen
¿Es aburrida la literatura ecuaotriana?
Nombre del artículo
¿Es aburrida la literatura ecuaotriana?
Descripción
Existe una clara falta de entendimiento de la realidad de nuestra literatura. El esfuerzo por dar a conocer a nuestros autores debe partir desde sectores diferentes : El editorial, el marquetero, el público y por supuesto del educativo. Un verdadero acercamiento a nuestra literatura, no sólo que nos permitirá conocer de mejor manera nuestra idiosincracia y reforzar nuestra identidad; sino que afincará nuestra cultura ecuatoriana y podrá crear mejores y más lectores.
Autor
Publisher Name
Christo Herrera Inapanta
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *